Bienvenidos a mi casa. Este Blog nace como una iniciativa de mi necesidad de dar a conocer mis vivencias y disponer de un medio para expresar el espíritu de mi Tierra... Muchas gracias por acompañarme en este divertido viaje. Espero disfrutarlo con vosotros. Como todo buen blog que se precie espero tener vuestros comentarios.

OS MEUS FEITIZOS

miércoles, 15 de septiembre de 2010

A MÍ AÑORADA CALDAS


 Sus termales aguas que dejan emerger vapores azoados, sus robles gigantes, su romano puente con sus cinco ojos, otrora al pie del bello Torreón de Doña Urraca, y sus sensuales roscones y fanchucos hacen que la antigua villa de los cilenos, nos transfiera a lo más alto y nos haga pensar en Él Ser Superior que admiramos en la infinita perfección que nos rodea. En cierto modo se comprende, aunque no se justifique, la equivocación panteísta, y que Espinoza hubiera conseguido tantos secuaces para su herética teoría.
  Una vegetación exuberante puso la nota multicolor en este atrayente conjunto que me ha ofrecido dentro de una mínima extensión la máxima variedad:
característica de este paisaje de ensueño en que predomina el tono de armoniosa blandura.
  ¿Quién será capaz de trasladar al lienzo las tonalidades, los matices, el claroscuro de este cuadro maravilloso que ofrece, en forma y colorido, una gradación tan tenue?
  ¿Lo conseguirá Rembrandt a pesar de su acierto para lograr magistrales efectos de luz?
  ¿Acaso Velázquez que con tanta fidelidad copió la Naturaleza? Aquí se explicaría la impotente desesperación de un artista inteligente y honrado, rompiendo los pinceles y abandonando el inútil empeño.
  Al fondo, el río Umia encaramándose a la villa sin rodeos, como sintiendo impaciencia por contemplar el encanto de sus alamedas y jardines, que son su más precioso ornato; después de atravesar el pueblo sigue su curso por entre extensos maizales, que semejan lagos de verdor, describiendo grandes curvas como si quisiera retardar el momento de perder de vista estos vergeles.
  Cinco son las carreteras que desde allí se perciben, cubiertas antaño todas ellas de arbolado, se ven pasar continuamente multitud de automóviles que nos hablan de actividad, de progreso. Van raudos como huyendo de la quietud, que es renunciamiento o persiguiendo un ideal que se aleja.
  Un prolongado silbido y una a modo de jadeante y ruidosa respiración que dijérase de algún cíclope mitológico, me obligan a volver la cabeza. Contorneando la falda de una colina lejana se desliza algo que, por exclusión, deduzco que es un tren-juguete que va subiendo trabajosamente hacia Villagarcía; da la sensación, desde aquí, de estar formado por unas pocas cajas serpenteantes que levemente se han parado en la estación de Portas y que están deseosas de descargar su útil mercancía, enseres, trabajadores y viajeros arosanos.


A FONTE DAS PALMERIRA DE CALDAS DE REIS
(Oleo en tela por el pintor gallego Abeleiro)

©Registro Propiedad Intelectual



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...