Bienvenidos a mi casa. Este Blog nace como una iniciativa de mi necesidad de dar a conocer mis vivencias y disponer de un medio para expresar el espíritu de mi Tierra... Muchas gracias por acompañarme en este divertido viaje. Espero disfrutarlo con vosotros. Como todo buen blog que se precie espero tener vuestros comentarios.

OS MEUS FEITIZOS

martes, 14 de diciembre de 2010

Helen y las Cartas de Gil Robles


   Helen Spencer, aventurera, desenvuelta, regresa  de un viaje por España a su Inglaterra natal se verá sometida a una intensa vigilancia. Todo su entorno se ve inmerso por una amenazante sombra maligna. Se dará cuenta que las cartas de D. José  María  en exilio en Portugal son las culpables de los sucesos. 
  La acreditación diplomática de su padre, Lord Leonard, impide que examinen su valija; está  situación la envolverá en una aventura con el  más inminente detective y periodista Woodhall, de Scotland Yard.

POSTALES ANTIGUAS DE LONDON ©






BIG BEN

En 1834 el fuego consumió el palacio de Westminster, la sede del Parlamento británico, la obra fue a concurso y la propuesta de Charles Baryy, fue la de un palacio de etilo gótico con una imponente torre del reloj de base cuadrada. Para coronarla un majestuoso reloj más grande el mundo por largo tiempo. U símbolo de Inglaterra y su capital.
Al principio solo se llamaba Big Ben a la campana mayor, ahora el nombre designa a todo el reloj. La torre de 96 metros (316 pies) comenzó a levantarse en 1943. Tres años después se emprendió la búsqueda de un relojero que construyera un mecanismo tan fiel que no variara más de un segundo a la hora. En una torre tan alta y desprotegida, las manecillas del reloj estarían expuestas al viento, la nieve y el hielo, así como a las omnipresentes palomas. Tales factores incidirían en el péndulo del reloj, que debía mantener un ritmo regular para conservar la precisión horaria.
Edmund Beckett Dinison, presento un diseño viable, tras lo cual se le encargó la maquinaria a un destacado fabricante de relojes. A los dos años el reloj estaba listo para dar las horas, pero tuvo que guardar silencio durante cinco años más hasta que terminaran las obras de la torre. La espera permitió a Demison inventar un artefacto que protegiera el péndulo de los factores externos y así asegurar su precisión.

NACE BIG BEN
Terminado el mecanismo del reloj. Una fundición del noreste de Inglaterra fabricó la de las horas, cuyo tamaño y peso resultaron ser mucho mayores de lo esperado. Con sus 16 toneladas, la campana hundió la cubierta del barco que la transportaba, pero finalmente, arribó al puerto de Londres. En tierra , la llevaron en un carruaje especial tirado por dieciséis caballos blancos y luego la colgaron de un soporte frente al Parlamento para probarla.
Tras un mes de prueba, sucedió que la campana se partió y no pudo repararse. La desmantelaron y refundida en otra de 13,7 toneladas. Unos meses después se completo la torre. Valiéndose de cabrestantes, varios grupos de hombres lograron izar a Big Ben y colocarla en el campanario. Luego se instaló el pesado mecanismo así que en 1859, Big Ben comenzó a marcar las horas. Pero el primero de octubre, la campana volvió a rajarse. Pasaron tres años hasta que se hizo oír de nuevo, no obstante la grieta permanece, lo que le confiere un sonido característico.
El reloj y la campana sobrevivieron a los bombardeos de la segunda guerra mundial; sin embargo, en 1976 un fallo mecánico producido por la fatiga del metal en el mecanismo del carillón destrozó gran parte de la cámara del reloj. Afortunadamente, la gran campaña salió ilesa y al cabo de unas semanas volvió a tocar las horas. Se tardó nueve meses en volver a poner en marcha el reloj.

SIEMPRE PUNTUAL
Tres veces a la semana, un técnico sube los 300 peldaños de la escalera de caracol para rebobinar, a mano, el cable del que pende el enorme peso que hace funcionar el mecanismo del reloj, es decir le da cuerda. Además, se asegura de que no se adelanta ni se atrase. El péndulo de 4 metros (13 pies) oscila de un lado al otro cada dos segundos. Sobre este reposan unos antiguos peniques y medios peniques. Si el reloj se atrasa, el técnico le añade una moneda, y se la quita así se adelanta.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Lágrimas de Hieremias Catellanas

Mis queridos amigos hoy os hago entrega del encargo de recuperar “Lágrimas de Hieremias Castellanas” de D. Francisco de Quevedo y Villegas de 1613.
Lo he hecho con mucho cariño, fue un recto, pero todo en la vida se puede lograr, el poder recuperar algo tan dañado a sido una gran satisfacción personal. DISFRUTARLO.

viernes, 26 de noviembre de 2010

A Sagrada Censuración

  Os presento el libro “A Sagrada Censuración” espero que disfrutéis de su lectura. Esta es una traducción en Gallego, abajo un pequeño fragmento de la obra en Castellano.

HISTORIA

  Cuarto año del imperio de los Estos. Llueve en toda Tara.
  La sangre tiñe el agua y en la tierra moran las armas, el viento, arrastra como manifiesto un día gris, mientras el fuego rompe a crujir entre las almas. Como último recuerdo de esas vidas que se apagan en las piras de los libros y madera, tan obstinadas, que la lluvia no logra vencer, solo gritos, blasfemias, y, tal vez… suplicas.
  Pero la lluvia para, el agua llega al mar, la tierra se seca, el viento se convierte en brisa y el fuego no tiene nada mas que quemar.
  Pero ese tiempo a pasado y un niño a nacido, educado en la religión de los Estos, probara la fruta del conocimiento para devolver el equilibrio de Tara, y desenterrar el legado de los Rayeños, un legado de respeto y libertad, de civilizado y salvaje, de luz y sombra, de amor y honor.

Capítulo I

  Transcurrían tres minutos caminando con la pared de la catedral a mi siniestra, de los cinco que tenia que recorrer para llegar al pórtico de servicio de la imponente catedral de Estaria, construida circularmente tan de moda hace ya casi un milenio.. Diez minutos eran necesarios para darle una vuelta completa a la catedral y dos minutos mas me iban a acompañar sus paredes hasta la puerta, siendo misionero poco tiempo me queda en esta ciudad que me vio nacer, aun recuerdo mi niñez de monaguillo corriendo, saltando y explorando estos cinco minutos que ya me acercaban a mi celda, y me alejan de esta ciudad.
  Entre las sombras dibujadas por la luna, se dejaban escuchar el llanto lastimero del viento que atravesaba los faroles, que por la falta de vidrios (que antaño protegían la llama) se escurría en un silbido peculiar. Ya nadie velaba por ellos como en tiempos de abundancia, tiempos que ahora añoraba a cada paso que daba. Sin dejar de sentir la soledad de esas calles empedradas y sin acera. Mi metro ochenta de altura y estrecha delgadez, mi pelo negro que el viento arremolinaba cuidadosamente y mis ojos verdes eran lo único que se movía en esta ciudad, con ellos escudillaba los rincones las sombras, buscando, tal vez un peregrino, un conocido, inútil.
  Del atardecer solo habían pasado dos horas y mi madre ya me había despedido multiplicando sus besos y abrazos según se acercaba el día de mi partida, de esto solo me queda el consuelo, de que mi tía se trasladaría con mi madre para compartir sus soledades, la plaga a traído la amargura y las ganas de ayudar, que digo, ¡la misión! Mejor dicho de ayudar, de enseñar y como no, de aprender de otros que con peor suerte que yo, ahora son bendecidos con la vida en sus ya desiertas ciudades, recorridas por la muerte y el castigo de Dios, ambigua suerte y desconsuelo.
  En Estaria la plaga fue mas permisiva con nuestras vidas que en otras ciudades, pueblos y aldeas donde en su mayoría habían quedado muertas, como una zona cero, donde la única vida que se encuentra son las hierbas que pueblan sus pequeñas casas de un piso, echas de barro y piedra, ya los campos no recordaban a dorar trigo, abandonados, solo se veía algunos focos de patatas, lechugas o cebada escondidos por las malas hierbas que el campesino con tanto trabajo quitaba, al menos eso contaba Lot, pues ya nunca había salido de Estaria, Lot fue el infiel que trajo las doce normas para que, quien quisiera (ahora los sabemos) sobrevivir.

sábado, 23 de octubre de 2010

O rexurdir dun poema


Ó comenzo é unha lumieira na mente
que espállase con suave claridade.
Estremece coma un feto, nútrese da nosa sangue,
Coma un orgasmiño, crece na obscuridade.

A seu maduro tempo chega a cabal tamaño.
Cando irrompe no mundo intenta facerse oír.
Hai que poñerlle nome, xa vive por sé mesmo:
Hai que deixar que cumpra súa razón de existir.

Sei que, igual que o home, encamiñase ao esquezo,
xesa tan só unha sombra bosquexada a seu paso
afúndese na nada, calando e diluido,
sen deixar unha pegada que o faga perdurar.
Pero un entre moitos, sobrevive triunfante,
e o devecer do tempo non o alcance a borrar.

Registro Propiedad Intelectual 1007096787135

viernes, 24 de septiembre de 2010

La piedra caida del cielo


  La Novela  La piedra caída del cielo es una de muchas que he guardado en el baúl de mis recuerdos de la infancia, de todos aquellos días en que a uno le gustaba inventar historias cada vez que iba a la casa paterna; la del Pantomimo, llena de ilusiones y fantasías que su casa transmitía.
  La saque del baúl para el XXII para el Premio de Narrativa de Torrente Ballester de la Diputación de A Coruña.
  La ganadora del certamen fue la escritora y crítica literaria Milagros Frías de la XXI edición del premio de narrativa Gonzalo Torrente Ballester, convocado por la Diputación de A Coruña, con su obra Luces que ciegan la noche.
  Aunque uno sea un principiante debe ser atrevido y participar con las grandes mentas literarias de nuestro tiempo.
  Cada año se convoca este certamen dotado de 25.000€ animo a todos los que veis este blog todos podemos ser una Milagros Frías algún día.
©Registro Propiedad Intelectual 1009247427471

miércoles, 15 de septiembre de 2010

A MÍ AÑORADA CALDAS


 Sus termales aguas que dejan emerger vapores azoados, sus robles gigantes, su romano puente con sus cinco ojos, otrora al pie del bello Torreón de Doña Urraca, y sus sensuales roscones y fanchucos hacen que la antigua villa de los cilenos, nos transfiera a lo más alto y nos haga pensar en Él Ser Superior que admiramos en la infinita perfección que nos rodea. En cierto modo se comprende, aunque no se justifique, la equivocación panteísta, y que Espinoza hubiera conseguido tantos secuaces para su herética teoría.
  Una vegetación exuberante puso la nota multicolor en este atrayente conjunto que me ha ofrecido dentro de una mínima extensión la máxima variedad:
característica de este paisaje de ensueño en que predomina el tono de armoniosa blandura.
  ¿Quién será capaz de trasladar al lienzo las tonalidades, los matices, el claroscuro de este cuadro maravilloso que ofrece, en forma y colorido, una gradación tan tenue?
  ¿Lo conseguirá Rembrandt a pesar de su acierto para lograr magistrales efectos de luz?
  ¿Acaso Velázquez que con tanta fidelidad copió la Naturaleza? Aquí se explicaría la impotente desesperación de un artista inteligente y honrado, rompiendo los pinceles y abandonando el inútil empeño.
  Al fondo, el río Umia encaramándose a la villa sin rodeos, como sintiendo impaciencia por contemplar el encanto de sus alamedas y jardines, que son su más precioso ornato; después de atravesar el pueblo sigue su curso por entre extensos maizales, que semejan lagos de verdor, describiendo grandes curvas como si quisiera retardar el momento de perder de vista estos vergeles.
  Cinco son las carreteras que desde allí se perciben, cubiertas antaño todas ellas de arbolado, se ven pasar continuamente multitud de automóviles que nos hablan de actividad, de progreso. Van raudos como huyendo de la quietud, que es renunciamiento o persiguiendo un ideal que se aleja.
  Un prolongado silbido y una a modo de jadeante y ruidosa respiración que dijérase de algún cíclope mitológico, me obligan a volver la cabeza. Contorneando la falda de una colina lejana se desliza algo que, por exclusión, deduzco que es un tren-juguete que va subiendo trabajosamente hacia Villagarcía; da la sensación, desde aquí, de estar formado por unas pocas cajas serpenteantes que levemente se han parado en la estación de Portas y que están deseosas de descargar su útil mercancía, enseres, trabajadores y viajeros arosanos.


A FONTE DAS PALMERIRA DE CALDAS DE REIS
(Oleo en tela por el pintor gallego Abeleiro)

©Registro Propiedad Intelectual



viernes, 10 de septiembre de 2010

ERES MI SALNÉS

Esta poesía se la dedico a la comarca del Salnés que me acogió con mucho cariño durante 4 años


  Tus aldeas diseminadas, son abrigo de los valles que ostentando sus ramajes imperiales irrumpen la retina, mil gamas de colores agradables.
  Sembrados de bucólica alegría son tus maizales, tus medas, tus outeiros, tus verdes robledales.
  Guardas rojizas salpicaderas. Tojales encrespados, entre pardos forestales y tus uvas del oro más fino que añoras, recoges a raudales.
  Tu mar azul turquí, de oleaje apuntillado, de doradas arenas portadoras de huellas que suave espuma levemente borras, surcan tus litorales.
  Tarde anaranjada, tranquila, sola, rumorosa, con limoneros, segura y con laureles, hermosa.
  Y próximos, o en la lejanía, siempre aparecen tus albariños amados, que acompañan las vidas de tus alegres y nobiliarias gentes.
  Te asomas ¡Oh Salnés!... No hay duda alguna.
  Cae la noche, los últimos cirros se obscurecen y se respira ya el humo de tus hogares. Anochecen tus tardes y entre susurros y en su retorno, pescadores y marisqueras regresan a tus lares.
  Con tu Monte Lobeira, montera en su altura pelado. ¡Ah! ¿Cuántas cuartillas de artistas o escritores chorros de tinta se habrán gastado? ¡Ah! ¿Cuanto podría expresar al quedarme pensando?
  Pero solo te digo, que por buena fortuna, eres mi Salnés...No hay duda alguna.
© Registro de Propiedad Intelectual 2010

martes, 31 de agosto de 2010

Curiosidad

En el 1999 cree las aventuras de Abul, con el cuento En busca de la Piedra Mágica. La Primera de este personaje y sus amigos.
Hoy me a sorprendido que en cine online se encontrara la Película ganadora en el Festival de animación AnimaBasauri 05 En busca de la piedra mágica.
Curioso con el titulo de mi primer cuento. Este mundo es muy grande y les deseo mucho éxito con esta FANTÁSTICA animación.



sábado, 21 de agosto de 2010

O Espello de Aline

Cuando éramos niños lo que más nos gustaba era que se nos contara cuentos, la figura de la abuela era muy importante para nosotros.
O demo siempre salía de una manera u otra en las conversaciones en el transcurso de una velada de cuentos o narraciones de cosas vividas en la vida cotidiana gallega.
Con este cuento quiero rememorar aquellos momentos inolvidares en nuestra memoria infantil.
© Registro de propiedad intelectual 1008187079368
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...